• 0
    • No products in the cart.

POR FAVOR, DESPIERTA MUNDO.

Pareciera que estuviéramos viendo un thriller, y cómo quisiéramos que así fuera, pero la realidad mundial del 2017, es mucho peor.

Ser optimista no quiere decir cegarse ante lo que no puede negarse.

La violencia en mi ciudad no cesa, al contrario. No tengo la estadística pero me voy a aventurar a escribir que hay muertos sino a diario, sí todas las semanas.

Con la dictadura en Venezuela, cientos de personas están abandonando a sus familias en busca de algo mejor, de hecho, de tener lo mínimo esencial para su gente. Entendamos que estos son estudiantes -o al menos lo eran- con carreras truncas, sin que puedan hacer nada al respecto. Son emprendedores con sueños muertos. Son papás y mamás dejando a sus hijos pequeños con sus abuelos o vecinos, quién sabe por cuánto tiempo, quién sabe si para mejor, quién sabe si se volverán a ver. 

¿Pensar en emigrar a los Estados Unidos? Cuando yo tenía 16 años tuve oportunidad de estudiar un año de la prepa en un condado de Richmond, Virginia. Recuerdo que en la clase de historia aprendí sobre, obviamente, lo que en 2004 ya era considerado ´historia´, particularmente un grupo que se escuchaba de miedo- el KKK. 

El Ku Klux Klan, en caso de que nunca lo hayas escuchado, es un grupo de personas que prácticamente cree y difunde odio. Son racistas, homofóbicos, anticatólicos… en tiempo presente porque, resulta, que en el 2017 este grupo está resurgiendo con fuerza, a la vez que otros parecidos se están creando. Ahora leemos con incredulidad términos como ´supremacía blanca´ y ´neonazi´. Gente que piensa, HOY, que es más persona la que es de piel blanca. Y no sólo lo cree, sino que actúa, como lo supimos el pasado 14 de agosto cuando leímos del ataque terrorista en Charlotsville, al este de Virginia. Estos grupos, en algunos lugares con más y otros con menos fuerza, están esparcidos por todos los Estados Unidos.

¿Y si te vas a Europa? ¿Sabías que en lo que va del año ha habido cinco ataques terroristas sólo en el Reino Unido, el último el 15 de septiembre? (sí, hace 3 días). El gobierno británico declaró alerta máxime de terrorismo. Precisamente hoy hace un mes, hubo también un ataque en Barcelona, resultando en 13 muertos y aproximadamente cien heridos.

Y este fin de semana en mi querido México, la noticia nacional no fue el grito de independencia, sino el feminicidio de Mara Castilla, una chica de 19 años asesinada en Puebla.

“If you want to change the world, start with yourself.”

-Mahatma Gandhi 

¿Y a dónde voy con todo esto?

No te escribo para que te deprimas (por favor no te deprimas porque los suicidios también son cada vez más), sino para pedirte que despiertes.

Quiero llamar tu atención a lo que está sucediendo porque Urge que despertemos todos.

Urge hacer más consciencia. Urge más empatía. Urge que todos y todas tomemos responsabilidad de la energía y vibra que estamos generando en este mundo.

Quizá pienses que no tienes nada qué ver con la delincuencia a tu alrededor o la violencia del otro lado del mundo; piénsalo dos veces.

Los seres humanos, nos guste o no, estamos todos de alguna manera conectados. 

Lo que tú y yo pensamos, hablamos y hacemos, créeme, tiene consecuencias más allá de lo que ni tú ni yo podemos empezar a comprender.

Ciertamente no podemos combatir directamente el narcotráfico o terminar individualmente con la violencia. Pero sí podemos empezar por lo más ´simple´. Aquello que es tan simple, que no lo hacemos. Ojo, simple no es lo mismo que fácil. Pero podemos.

Empezar por nosotros mismos.

“If you want to change the world, go home and love your family.” -Mother Teresa 

Hay personas que hoy por hoy “no creen”, en esto del desarrollo o crecimiento personal. Pues bueno, cada quien es libre de creer lo que quiera, pero que alguien no crea en algo, no lo hace menos cierto.

La respuesta a la problemática social mundial que tenemos hoy está en nosotros mismos. Está en ti, en tu vecino, y en mí. 

¿Quieres que se acabe la violencia? ¿Quieres un mundo mejor para tus hijos? ¿Quieres paz para ti y para tu familia?

Sé la mejor persona que puedas ser. Haz consciencia de tus pensamientos y escoge aquello positivos, los que son amor, los que son optimistas.

Cuida a tu familia. Comparte armonía, siempre valores en tus hijos y pon siempre el ejemplo.

Aporta algo positivo a tu comunidad. Aprovecha y creas las oportunidades para ser más servicial. Denuncia aquello que está mal. Sé valiente. Y ante todo, mantente positivo.

Gracias por leerme,

Marcia.

 

 

Escribir mensaje